Orvy Impresión Gráfica, innovación H-UV y tradición al servicio del cliente

Desde su puesta en marcha, a mediados del pasado siglo, Orvy ha evolucionado desde el sector editorial hacia el de la impresión, acumulando más de 50 años de experiencia en garantizar los mejores servicios gráficos a sus clientes, que gozan del total compromiso del equipo humano de esta compañía ubicada en Hernani. La constancia en una sensata innovación, continua formación y vocación provocan una alta fidelización por parte de quienes recurren a sus servicios.

Hemos tenido la inestimable oportunidad de visitar las instalaciones de Orvy Impresión Gráfica, que cuenta con 1.800 m2 perfectamente climatizados, con control de temperatura y humedad para garantizar unas óptimas condiciones de almacenamiento y producción, donde nos atendieron los hermanos Paco y Joseba Beloki, propietarios de la empresa, componentes de la segunda generación al frente de este proyecto empresarial “que inició nuestro padre, José Manuel Beloki en una época en la que todavía funcionaba la tipografía“, comenta Paco Beloki, “y desde entonces hemos ido evolucionando en diversas ubicaciones, incorporando la impresión offset en formato 35 x 50 cm, en uno, dos cuatro colores hasta incorporar los primeros sistemas CtP a partir del año 2000, más adelante ampliamos el formato a la impresión 70 x 100 y recientemente apostamos por la tecnología de impresión H-UV, en cinco colores más barniz“.

En la actualidad, Orvy Impresión Gráfica cuenta con un parque de maquinaria compuesto por 15 cuerpos de impresión, entre los que se encuentran los de formato 75 x 105 cm, utilizados para dar servicio y una respuesta ampliamente personalizada a quienes demandan producto gráfico de calidad. No en vano su equipo humano se afana permanentemente en un asesoramiento profesional al cliente, con la posibilidad de asistir al proceso a pie de máquina, manteniendo un sistema de control para todos los procesos y ajustándose a los plazos de entrega cada vez más reducido que demanda el mercado.

Diversificando el producto gráfico comercial

Nuestros principales ámbitos de actuación“, explica Joseba Beloki, “suelen ser el trabajo comercial, edición, revistas, folletos y también carteles o algo de estuchería… estamos en condiciones de dar un servicio muy diversificado y contamos con troquelado propio para atender tiradas pequeñas de carpetas, folletos, etc.“ Sus clientes provienen, como es esperable, de su entorno inmediato en la zona de actuación donde operan, pero gracias al ‘boca-oído’ se ha extendido la valoración positiva de su proceder y actualmente “contamos con algún cliente en la zona vasco-francesa, también en París“, apunta Joseba Beloki, “y todo ello casi sin estructura comercial, funciones que solemos asumir mi hermano y yo“.

En ocasiones, efectivamente, más que una actividad invasiva de comunicación o actuación comercial agresiva es mejor dejar que la propia excelencia de la actuación profesional del equipo de Orvy difunda los valores de confianza, discreción y respeto por los deseos de los clientes. Unos clientes que suelen acudir a esta empresa gráfica para contar la tranquilidad de un proveedor que respeta concienzudamente sus trabajos, con total confianza.

Innovación, valor añadido y adaptación al mercado

Ya desde su creación“, dice Paco Beloki, “siguiendo los pasos de nuestro padre, en Orvy nos hemos esforzado por consolidar y mejorar continuamente los servicios a nuestros clientes, invirtiendo siempre en las últimas tecnologías de impresión y acabados“.

Orvy Impresión Gráfica dispone de la mencionada sección de impresión offset, pero también aporta servicio de impresión digital para todo tipo de productos en tiradas cortas que requieran de inmediatez, resolviendo urgencias o personalización. A ello hay que añadir la capacidad de dar un valor añadido extraordinario con una excelentemente equipada fase de acabados con la posibilidad de aplicación de barniz en máquina, también UVI, plastificado, estampación, troquelado, uñeros, hologramas o tintas odorantes.

Precisamente, esta filosofía de reinversión continua, añadida a la pericia profesional de un equipo en constante formación para perfeccionar sus habilidades y destrezas en el sector de la industria gráfica, ha motivado la apuesta de Orvy por una de las últimas tecnologías con mayor proyección en el mundo del offset: la impresión H-UV de Komori, materializado en una prensa Komori Lithrone G40.

Y hemos notado mucho los avances en cuestiones como la reducción de preparación de trabajos“, explica Paco Beloki, “con mejoras sensibles para afrontar tiradas cada vez más pequeñas“. “Aunque en realidad“, añade Joseba Beloki, “en las grandes tiradas, desde nuestro punto de vista, el offset convencional sigue siendo competitivo. Nuestras tiradas medias suelen ser de dos-tres mil ejemplares, en jornadas de entre trece y catorce horas que implican cerca de veinte o veinticinco cambios… aunque podríamos llegar a asumir la producción con casi 18 cambios en jornadas de ocho horas, pero para tiradas no superiores a los 800 ejemplares, por ejemplo“.

Mejoras y avances con la tecnología H-UV

Aparte de la mejora en la calidad de impresión, “lo que más hemos notado imprimiendo con H-UV es la limpieza del proceso“, explica Joseba Beloki, “no hay polvos antimaculantes, rayados… algo que en el proceso posterior se agradece enormemente. Al entrar los trabajos en la plegadora ha sido un avance importante, porque los rodillos no se manchan de tinta… al utilizar offset convencional, con impresiones con mucha carga de tinta, aunque esperes un día, luego se generan muchos problemas en el plegado. Ahora imprimimos, y a los pocos minutos podemos plegar sin problemas. Sin embargo, como dije antes, todo esto resulta muy conveniente en tipos de tiradas medios-pequeños, pero con tiradas de más de cien o trescientos mil ejemplares la rentabilidad con la impresión offset convencional sigue siendo competitiva, puesto que las tintas son más económicas“.

Pero no cabe duda“, dice Paco Beloki, “de que el sobrecoste de la tinta H-UV puede compensarse con el ahorro en maculas, que es considerable. Se imprime, y como no es necesaria la utilización de polvo antimaculante los trabajos con volteo, o tira-retira en tiradas pequeñas, con gramaje elevado o con mucha carga de tinta no son problema“.

Asimismo, la tecnología H-UV, un sistema que utiliza tintas curables con luz H-UV/LED utilizando lámparas de alta sensibilidad, además de aportar tiempos de impresión más cortos, un secado instantáneo sin riesgo de repinte y efectos gráficos especiales utilizando barnices específicos, amplía la gama de soportes utilizables, como pueden ser los soportes plásticos.

Gracias a la progresiva experiencia que vamos adquiriendo en la tecnología H-UV“, apunta Joseba Beloki, “hay productos y especialidades que vamos incorporando con menos miedos. Teníamos algunos problemas en materiales que no conocíamos, como el plástico, que debemos seleccionar para que se mantenga en condiciones óptimas para la impresión, o los problemas que pueden generarse si se descuida el mantenimiento y/o sustitución de las lámparas de secado UV según las horas de trabajo especificadas“. “Algunos de los problemas que experimentamos“, añade Paco Beloki, “sucedieron por nuestra inexperiencia en nuevos materiales, pero no queremos quedarnos aquí, sino que deseamos añadir más tipología de productos, con mayor valor añadido mezclando barnices convencionales con UV, con lo que se logran unos efectos especiales muy espectaculares“.

El valor añadido garantía de futuro

Gracias a esa potenciación del valor añadido en la misma fase de impresión, que posibilita un universo nuevo de acabados y efectos, “podemos salir firmemente de la habitual lucha por precio en el suministro de producto gráfico e impreso“, dice Joseba Beloki, “algo de lo que nosotros, manteniendo una firme seriedad y compromiso con los requerimientos de nuestros clientes, hemos huido tradicionalmente. Si luchas abaratando el precio te estás estancando, porque aunque ya tengas amortizada la máquina necesitas seguir invirtiendo en nuevas tecnologías. El cliente acepta un coste correcto si le ofreces un servicio de calidad, con valor añadido y mantienes una seriedad estricta en los plazos de entregas, que confíe en que no habrá incidencias en su encargo“.

Aparte de todas estas ventajas que los hermanos Beloki nos relatan acerca de la implantación de la tecnología H-UV de Komori, uno de los factores que incidieron en esa decisión es la importancia que siempre han otorgado al servicio postventa y al apoyo técnico del fabricante y distribuidor. “Es algo que ya nos enseñó nuestro padre“, dice Joseba Beloki, “al tomar las decisiones hay que hacerlo de manera muy estudiada, tal y como hicimos en el momento de incorporar la tecnología CtP, analizar todas las tecnologías, opciones y fabricantes, pero teniendo en cuenta el factor de confianza y solvencia de quien nos va a suministrar el equipo o la solución, porque en ocasiones el servicio técnico no lo lleva el vendedor sino que es una tercera parte. En este caso, aparte de los naturales incidentes que siempre suelen ocurrir, estamos muy satisfechos por el apoyo que nos ha brindado OMC“.

Como vemos, después de un aciago periodo de crisis, en el que el tejido industrial gráfico ha sufrido sobremanera, las empresas incluso de carácter familiar que permanecen lo hacen siempre con el compromiso vocacional por su labor, el mantenimiento de una filosofía encarada a una reinversión constante en innovación y una reinvención del abanico de servicios que ofrecen a un mercado cada vez más competitivo, pero que no ha dejado de lado los valores del trato personal, la confianza y la garantía completa en todas las fases de la producción gráfica.

Fuente: Pressgraph, Javier Romero.
Esta entrada fue publicada en Novedades y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.